Saltar al contenido
Peliculas Malas

The Order (2001)

04/01/2020

Siempre me ha gustado Van Damme, como buen aficionado que soy a las pelis de patadas giratorias y hostias como panes. Casi todos los grandes de este género tienen su época gloriosa, más breve o más extensa, en la que acumulan las cintas que los han encumbrado en el Olimpo del Mamporro. A su vez casi todos tienen un punto de inflexión en sus carreras (en el que más o menos todos coincidimos) donde la cosa se empieza a torcer (o se tuerce de golpe), que curiosamente se ubica cuando empiezan a producir, dirigir o perpetrar guiones, y que suele desembocar en pelis directas a DVD rodadas en Rumanía, Bulgaria, Thailandia o las ruinas de Ensidesa. En fin, no os cuento nada que no sepáis. La película que nos ocupa marca, en mi humilde opinión, ese momento en la carrerra de nuestro bienamado JCVD. Aún siendo un producto regulero y a ratos (muy) ridículo, todavía tiene cierto empaque y la presencia de un Van Damme que sigue siendo el que recordamos con cariño, no ese señor ajado con cara de estreñido que se pasea por los sets desde hace casi dos décadas, y que en muy pocas ocasiones nos hace recordar quién fue.

Agarraivos los machos, el Dan Brown belga

The Order es una película de 2001 dirigida por Sheldon Lettich, que ya pastoreara a Jean-Claude en momentos míticos como Lionheart o Doble Impacto. Hasta aquí todo correcto. Pero ya en los créditos aparece nuestro amigo belga como guionista, y agárrate que empiezan las curvas. No sería la primera vez que que metiera la zarpa en un guión, ya, pero una cosa es pergeñar una historia de hostias con los colegas del gym en el reservado de un after (no se le da mal, justo es decirlo) y otra fliparse con cruzados y sectas y la de su madre.

El elenco escogido es canela fina hoygan. Se podrá discutir el estado de forma, pero la alineación es de las que te dejan el culo partido. Encima rodando en Israel y con cierto despliegue de medios, será por perres. Junto a JCVD está Don Charlton Heston de profe jubileta (en plan un día de rodaje y el resto de spa), el gran Ben Cross de poli chungo (coge la bolsa y corre de telefilme en telefilme), Vernon Dobtcheff (suplente en los mejores equipos), y Brian Thompson (!), el malote de la cara picada, que después de tocarle las gónadas a Mulder y de recibir candela de Chuache y Sly debía querer pasarse el juego con Jean-Claude. Como secundarios de lujo están unos fieles escuderos del belga, el marroquí Abdel Quissi (Attila, Khan, el puto hermano de Tong Po!), y el albanés Peter Malota (nuestro representante en The Quest), casi na. La chica una tal Sofia Milos pero nah, no hay trufas.

La historia no tiene mucha chicha: Van Damme es un ladrón de guante blanco que anda tocando huevos (literalmente) por ahí. Va a visitar a su papi que es un estudiao de cosas vieyas o algo así, el yayo se pira a Israel, desaparece y nuestro amigo se va a buscarlo. Allí se lía parda con sectas chungas, maderos peseteros, conspiraciones y hasta la III Guerra Mundial, con un par. Tendremos tiros, persecuciones sin ton ni son, hostias como panes gallegos, huidas de traca, disfraces hilarantes... Rematado con un final a lo Indiana Jones de mercadillo tan sonrojante que hasta resulta gracioso. En resumen, todo lo que nos gusta ver sin que el argumento nos importe una mierda. A su favor señalar que, aunque las actuaciones tienen el nivel de desgana esperable, los secundarios dan cierto sabor con entretenidas secuencias de acción. Y como punto más negativo algo muy personal: el dolorosísimo maltrato al que someten durante las persecuciones a un venerable Citroën DS “Tiburón” y a un precioso Peugeot 205 GTi. Duele más que ver el espantoso tinte de JCVD durante toda la peli.

El aliciente de este filme es poder ver a Van Damme siendo el Van Damme que nos gusta: el Jean-Claude divertido, chuleta y faltoso que hace chascarrillos y tira piropos a las mozas mientras todavía tiene buen aspecto y abductores en forma. Esta será una de las últimas veces que lo veamos así en una producción digna, porque de ahí en adelante qué os voy a contar, telefilmes vergonzantes y cara de resaca con muy pocas excepciones. En fin, que se nos iba apagando el mito.

Renuncio a mi plaza de funcionaria para ser tu fulana, un plan perfecto, sin fisuras

Ficha IMDB

The order (2001) Action, Adventure, Comedy | 89min | 6 September 2002 (Spain) 4.6
Director: Sheldon LettichWriter: Les Weldon, Jean-Claude Van DammeStars: Jean-Claude Van Damme, Sofia Milos, Charlton HestonSummary: Van Damme plays Rudy whose father, Oscar is an archaeologist. His father goes to Israel. When his father disappears, he goes to Israel to find him. The chief of police claims that his father never entered the country, but an old friend of his father's was expecting him and before he could tell him more, some people start shooting at them. He manages to get away, and when he goes back to the police chief, he still refuses to believe that a crime has been committed. He then has Rudy deported, but Rudy convinces the police woman assigned to bring him to the airport not to and help him find his father. Written by <[email protected]>

Photos


See all photos >>

5 1 vote
Article Rating