Saltar al contenido
Peliculas Malas

A tope!!! (1984)

12/06/2020

Como sabéis el título de esta web, películas malas, se debe a que a su ideólogo, nuestro querido sensei Peibol, le pareció un nombre estupendo para un dominio. En la práctica la web ha servido no solo para reseñar bodrios cinematográficos sino que también ha albergado ciertas películas que nos encantan, algunas mejores y otras meros placeres culpables a los que la nostalgia, el cariño o los (discutibles) gustos personales han mitificado más allá de lo necesario.

No es el caso de A tope!!!, la infumable peli de la que pasamos parte hoy. El confinamiento ha facilitado que nos hayamos hinchado, sin ningún filtro a veces, a ver más pelis que nunca. Algunas han sido auténticas infamias a las que en otras circunstancias no hubiéramos osado echar ni un vistazo.

Tengo el dudoso honor de haberme tragado entera esta cutre comedia musical de enredo casposa en un pase en el canal de Paramount y me he visto obligado a dedicar unas líneas para quizá evitar que otras personas caigan en la tentación de ver este truñaco. Sabía de la existencia de este film y me atraía el halo que poseía de película olvidada e incluso maldita de la movida madrileña. El visionado ha sido arduo y te deja una sensación de estafa y depresión que te hace pensar con profunda lástima en la gente que pagó por ver este engendro (más de 350.000 personas según los datos oficiales). Es parecida en espíritu a aquellas dos pelis nefastas que protagonizaron los Hombres G, si bien esas cintas poseían un ligero humor y encanto que elevaban el conjunto por encima del muy deficiente.

Su valor histórico es indudable, ver a unos jovencísimos Loquillo y Alaska cantando a dúo Yo para ser feliz quiero un camión, por ejemplo, no tiene precio. La fantástica Perlas ensangrentadas, de Alaska y Dinarama, luce con fuerza también. Los hits de grupos como Gabinete Caligari, Aviador Dro, Nacha Pop y Objetivo Birmania, entre otros, dan testimonio de una brillante época llena de creatividad y talento. ¿Cuál es el problema? Que los números musicales quedan insertados de pegote en la película sin apenas sentido. Los grupos están actuando en la discoteca donde transcurre gran parte de la historia (la mítica Rock-Ola, ya desaparecida) o bien en la tele, de fondo, mientras los jóvenes protagonistas se dan el lote. Y es que la peli va de eso, de chavalada más caliente que el queso de los sanjacobos que no pierde oportunidad de echar un polvo y quedarse en pelotas a la mínima ocasión, cual película de Alvaro Vitali o del destape de la transición. Ya sea con sus respectivas parejas o poniéndoles los cuernos, las chicas ofrecerán continuos desnudos integrales en sus folleteos que se alternarán con alguna travesura escolar comparable en inocencia a las de las pelis del grupo Parchís.

Faltaban un par de años para que Alaska experimentara este espectacular cambio físico

No espere aquí el espectador lo que bien podría ser una versión patria y generacional como el Absolute beginners de Julien Temple o Que noche la de aquel día de Richard Lester. No. No va de eso. Es algo más banal. Los protas de la función son un grupo de zagales sin experiencia actoral más calientes que la pipa de un indio que no aparecen acreditados con sus apellidos (tal vez para evitar ser rastreados en el futuro o no quedar marcados de por vida). A las Natalen, Pepita, Regina y compañía se les unió Cristina Torres, la hermana menos agraciada de las que salían en Verano Azul, aunque con unas tetas que muchas quisieran. Como sus compas de reparto se desnudó para la causa en la que fue su última actuación antes de retirarse de la interpretación y de la vida pública para dedicarse a la enfermería. De los demás jóvenes no se supo más nada salvo de Pepita (la rubia malota más despendolada de la peli), que tras indagar por internet he descubierto que fue azafata de El precio Justo. Su cuerpazo y su cara angelical me eran familiares y no había caído por qué hasta encontrar esta información.

Arancha del Sol y Beatriz Rico también fueron azafatas de El precio justo

Mención aparte merecen una serie de cómicos consagrados (Mary Santpere, Rafaela Aparicio, Tip y Coll) que hicieron pequeños papeles en la película, casi siempre encontrándose a los chavales follando en los sitios más inesperados (en la piscina, en un coche, en una fiesta, en el laboratorio del cole…). Otro aspecto positivo es ver circular por las calles del Madrid ochentero aquellos coches y motos de los chavales. Bonitos Ford fiestas, seats y resultonas Mobylettes pueblan la cinta. Para terminar la lista de cosas salvables de A tope!!! dejaremos constancia del bonito cartel de la película, obra de Gallego y Rey y sin nada que envidiar a ilustraciones de carátulas de pelis como American Graffiti o similares.

A tope!!! fracasó, no atrajo ni al público adulto (ya que los cómicos apenas salían en la peli) ni al público juvenil (que pareció detectar a distancia el tufillo rancio de esta propuesta de Izaro Films). El cine español caminaba hacia otros terrenos más culturetas y comprometidos.

(1984) Comedy, Music | 1h 29min | 13 February 1984 (Spain) 5.2
Director: Ramón FernándezWriters: Manuel Vidal, Nacho FernándezStars: Alaska y Dinarama, Nacha Pop, Aviador DroSummary: In the Madrid of the 80s, while the most prominent bands in the music scene perform in fashion clubs, a couple of teenagers, Juanjo and Raquel, jeopardize their sentimental relationship when Juanjo gets involved with another classmate from High School called Marta. Written by jsanchez
0 0 vote
Article Rating